Este sitio sitio web hace uso de cookies.

Si continúas navegando entenderemos que estás de acuerdo con ellas y las aceptas. Si deseas más información o quieres cambiar tu configuración, haz clic en nuestra Política de Cookies Saber más

Acepto

 iconofacebook iconotwitter1 iconoyoutube iconovimeo

Juan Antonio Rivera 1Este mes de mayo ha estado rellenito de vivencias y de experiencias que han hecho posible que los 31 días del mes pasaran como un suspiro. Me detengo en las principales de ellas:

• La Salle-San José Joca (R. Dominicana):

San José Joca es una zona montañosa de la República Dominicana ubicada en la provincia de San Juan de la Majuana, junto a la frontera con Haití. Es una auténtica obra de esas que pueden llamarse con todos los merecimientos de periférica. El acceso a este lugar no puede hacerse en cualquier vehículo ya que no hay carreteras sino veredas sinuosas con una cierta amplitud y con pendientes, a veces, muy pronunciadas. Hasta hace poco no tenía ni luz. Ahora eso lo tienen al menos. Pero en ese valle montañoso no llegan señales ni siquiera de radio ni teléfono, ni internet. Desierto verde, en suma.

Es una obra que se inició en septiembre del 2017. No hay comunidad. Este año esta atendida por un hermano de 79 años, un prenovicio del Distrito Antilllas México Sur que en julio inicia su noviciado en Costa Rica y 4 jóvenes maestros (dos varones y dos mujeres). Atienden, en régimen de internado, a 35 chicos y chicas, de 7 años a 19, que cursan Enseñanza Primaria en Régimen de Escuela Unitaria con distintos subgrupos en algunos momentos.

Allí tuve una bonita experiencia de charla amistosa con los chicos de 15 a 19 años sobre su vida familiar, escolar, presente, futuro, necesidades, alegrías, dificultades, etc.
También con los cuatros maestros, tuve dos charlas: una sobre las diferencias entre ser maestro de La Salle y de ser maestro en La Salle. Y la otra, sobre cómo se sentían ellos y ellas en esa realidad de aislamiento geográfico, sus necesidades principales como personas y como pedagogos, cómo acompañarlos y formarlos, etc.
Me supieron a poco esos casi tres días que pasé con esta buena gente que te tratan como si los conocieras de toda la vida.

• Fiesta de S. Juan Bautista de La Salle:

La fiesta del fundador la celebré entre los dos colegios que tenemos en la capital dominicana: El Dominicano De La Salle y el Simón Bolívar. Dejo de lado, para ahorra espacio en la crónica, detalles, actividades varias más o menos conocidas. Sólo quiero destacar dos que me llamaron la atención:
La Disertación-Reflexión- Escenificación de las 12 Virtudes del Buen Maestro, que encarnaron sendos profesores del primero de los centros citados. Un modo muy didáctico sobre esta obra del Hermano Agatón que, ciertamente, caló en la mayoría de los casi 80 profesores del colegio.

Digno de destacar fueron la actuación de los tres coros del colegio en un Auditorio Público de la capital dominicana: El primer coro llamado de los Ángeles está compuesto por unos 40 niños entre 2º y 4º de Primaria. El segundo coro, Infantil, lo forma 70 alumnos de 5º a 8º grado de Primaria y Secundaria y, finalmente, el Juvenil, compuesto por unos 40 alumnos. Este último coro interpretó casi todas las canciones de un CD que este día salió a la luz púbica, y que compuestas por el H. Alfredo Alfredo Morales, cubano (q.e.p.d.) que trabajó muchos años en este país.
Que un colegio de unos 1.200 alumnos tenga unos 150 y, posiblemente, algunos más, como miembros de un coro, fue para mí algo sorprendente por todo lo que significa de valoración de la educación musical hoy en día. Sencillamente, maravilloso.

Juan Antonio Rivera 2• Fundación La Merced:

Es una fundación animada por la rama masculina y femenina de la Congregación Mercedaria. Su objetivo principal es combatir el trabajo infantil, tanto de la población dominicana como haitiana presente en este territorio.

En la foto estoy rodeado por el Equipo Animador (a mi derecha un seglar español coordinador del equipo y el extremo derecho el P. Mercedario Tomás, también español) que atiende una población asentada en una de las zonas más depauperadas de la capital dominicana, llamada curiosamente Bienvenido. Aquí tuve dos charlas con los niños (de 7 a 12 años) sobre cómo hay que hablar y escuchar a los papás en casa, y otras dos con sus familias y con la asociación de vecinos de la zona sobre qué, cómo, cuándo, dónde y por qué hay que hablar con los hijos en casa.

Realmente fue algo increíblemente positivo. ¡Qué de necesidades descubres en este tipo de población que vive “bajo mínimos”! Agradezco fundamentalmente al P. Mercedario español, capellán del Colegio Dominicano , la oportunidad que me dio para conocer y colaborar dos jornadas con esta gente tan maravillosa.
La fundación mantiene también en otra zona pobre (pero no tanto como la anterior) un dispensario, bastante bien equipado con diversos servicios médicos, con su farmacia, etc., costura, artesanía, idiomas, refuerzo escolar, etc., Y además, la parroquia.

Talleres sobre Identidad y Gestión de Conflictos Intra e Interpersonales.

En el pasado mes de mayo tuve la oportunidad de animar dos cursos sobre gestión de conflictos, de 40 horas cada uno, con sendos grupos de profesores del Colegio Dominicano de La Salle.
Fue dos talleres muy interactivos que se coronaron ambos con los casos prácticos que los diversos grupos de profesores que se formaron tuvieron que escenificar y que posteriormente esos casos fueron comentados por el resto de los compañeros, sobre diversos tipos de conflictos que se presentan en un centro educativo entre alumnos, y entre alumnos y profesores. Lo pasamos y lo pasaron muy bien, la verdad.

Juan Antonio Rivera 4Les Soeurs Servants Lasalliennes de Jesus.

Osea, las Hermanas Servidoras Lasalianas de Jesús. Todavía es algo así como una Sociedad de Vida Apostólica. Fueron fundadas en el año 1998 por el F. Hermán, Haitiano, en este País. Son 6, actualmente. Cuatro trabajan en una Escuela de Primaria que llevan, y dos están iniciando algún tipo de estudios. Las primeras hacen votos. Todas están en Haití. Llevan además una panadería y un dispensario. El futuro, es un tanto incierto y más si el Hermano, que está bastante delicado de salud no puede atender a sus hermanas. Recientemente, el H. Hermán y la Hna. pasaron tres semanas en nuestra Comunidad del Colegio Dominicano, para diversas pruebas médicas.

En la foto (De izquierda a derecha): El H. Gustavo (Director de S. José Joca), la Hna. Lorenne (Servant Lasallienne), el H. Gerardo Pérez (Dtr. De la Comunidad), el H. Hermán (Fundador de las Hnas.) y un servidor.

• Y Cuba a la vista:

El 2 de Junio acabó mi experiencia dominicana, este año de más duración que el anterior. Y yo creo que satisfecho, a pesar de no haber puesto un pie ni en la playa ni fuera de mis lugares habituales de trabajo.
Ahora comienza una nueva etapa en Cuba adónde llegué sin novedad con escala en Panamá el mismo sábado 2. En la mente de los cubanos que viajaban en el avión y de los que no, perdura el tremendo impacto del accidente aéreo ocurrido a finales de mayo cerca del Aeropuerto de La Habana donde fallecieron 114 personas. Descansen en paz.
En julio os contaré como fue mi experiencia en la Isla Mayor de las Antillas durante este mes. Gracias a los lectores/as de esta crónica.

Con mi afecto,

H. Juan Antonio Rivera

Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top