Este sitio sitio web hace uso de cookies.

Si continúas navegando entenderemos que estás de acuerdo con ellas y las aceptas. Si deseas más información o quieres cambiar tu configuración, haz clic en nuestra Política de Cookies Saber más

Acepto

 iconofacebook iconotwitter1 iconoyoutube iconovimeo

CEL   7  1El domingo 14 de octubre comenzaba nuestra ansiada peregrinación celebrando la eucaristía de envío. La comunidad se ampliaba con la presencia del Hermano Joaquín, como guía de toda la peregrinación y el Padre Rodolfo, como capellán. Con el símbolo de las huellas, cada uno expresó sus deseos e inquietudes para la peregrinación. Asimismo, se nos hizo entrega de la pañoleta conmemorativa y del cuaderno de oraciones y eucaristías que nos iba a acompañar durante todo el viaje.

Al día siguiente la primera parada fue en San Asensio, donde nos acogió la comunidad y tuvimos la oportunidad de conocer la historia y la realidad de esta obra. También sus exquisitos vinos “Dominio de La Salle”. Continuamos la ruta hacia la comunidad de Hermanos de Irún, donde celebramos la eucaristía y pasamos la noche. Un viaje largo nos esperaba al día siguiente ya que nuestro destino era París. El viaje fue amenizado por dos películas: “El Señor De La Salle” y “Un equipo legendario”. Así, entre cantos y películas, llegamos a la ciudad de la luz, a la casa de acogida de La Salle, la Rue de Sèvres. Una vez instalados, salimos a visitar la Tour Eiffel.

El miércoles lo dedicamos a visitar el París lasaliano. De la mano del Hermano Joaquín, descubrimos la huella del Fundador y los lugares más emblemáticos del Instituto en la ciudad: las tres primeras escuelas, en la calle Princesa, de Bac, y la de San Plácido; la parroquia de San Juan Bautista De La Salle; la iglesia y seminario de San Sulpicio; la Casa Grande y la que fue Casa Generalicia de 1847 a 1904. Destacamos la visita al Instituto Católico de París, donde rezamos en el lugar donde fue martirizado el santo Hermano Salomón. En la calle Vaugirad, recordamos donde estuvo el primer noviciado, donde los Hermanos realizaron el voto heroico (1691) y los votos perpetuos (1694).

El jueves marchamos hacia Rouen. La estatua del Fundador nos daba la bienvenida. Fuimos a visitar San Yon y tuvimos la oportunidad de contemplar la fachada original de la Iglesia así como la cripta donde estuvieron los restos del Fundador. De allí nos dirigimos al colegio internado San Juan Bautista De La Salle, donde celebramos la eucaristía en la iglesia del colegio. En esta capilla estuvieron las reliquias del Fundador. Por la tarde, tuvimos la ocasión de descubrir la preciosa Catedral y el Atrio Saint Maclou, donde estuvo una de las escuelas. El paso por la Rue de Minimes nos recordó la importancia de Nicolás Barré en la vida de San Juan Bautista De La Salle. Terminamos la visita a la ciudad conociendo la moderna iglesia de Santa Juana de Arco.CEL 7 2

El viernes tuvimos el día libre para descubrir la ciudad de París y disfrutar de sus encantos. El sábado partimos hacia el Santuario de Nuestra Señora de Liesse. Allí revivimos la peregrinación y consagración de los primeros Hermanos, con la celebración eucarística y la renovación de nuestros diferentes compromisos lasalianos. Continuamos viaje hacia Laon, donde visitamos la catedral y recordamos la presencia de escuelas fundadas por Nyel. Seguimos el viaje hacia Brouillet, origen de los abuelos maternos del Fundador, y tuvimos la ocasión de visitar las bodegas del champán que se fabrica en la zona. Terminamos el día en Reims, donde nos alojamos en el Centro Internacional de Sejour.

El domingo empezamos nuestro itinerario visitando la casa donde nació nuestro Fundador: Hotel de la Cloche donde nos acogieron fraternalmente y nos guiaron por las diferentes dependencias de la casa. Nos agradó la ambientación audiovisual, decoración y objetos lasalianos de los locales y el museo. Vivimos la eucaristía celebrando que La Salle estaba en medio de nosotros. Por la tarde, nos dirigimos a visitar a las Hermanas del Niño Jesús de Nicolás Roland, donde fuimos gratamente sorprendidos por la capilla y la cripta con los restos del fundador de las Hermanas.CEL 7 3 1

Otro de los lugares visitados fue la escuela de Bons Enfants donde estudió Juan Bautista, muy cerca de donde vivía, y al lado de la catedral. Recordamos con emoción momentos importantes en la vida del Fundador como su primera misa, su trabajo pastoral y sus momentos de oración tanto en la Catedral como en la Iglesia de San Remigio, que visitamos al final de la tarde.

Esta primera semana supuso para nosotros encender la llama del espíritu de La Salle con la que llegaríamos a Parmenia.

Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top