Este sitio web hace uso de cookies.

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web. Saber más

Acepto

580b57fcd9996e24bc43c521 iconofacebook iconotwitter1 iconoyoutube iconovimeo

0469LA SALLEAsí era la acogida con que comenzábamos la reunión de marzo del equipo NCA Arlep. Conscientes de las labores que nos han traído hasta aquí, el equipo abraza la llegada de los días que duran más que las noches. Nos alegramos con los brotes tiernos y los incipientes frutos que vienen cargados de esperanza.

¡Ya es primavera!, nos decimos. Somos voceros cargados de susurros que proclaman, a los cuatro vientos, que el sueño NCA va tomando forma. El 14 de marzo volvimos al tajo, reunión intensa entre lo operativo y la reflexión. ¿Qué hacer?: mil y un quehaceres. Infinitos detalles que nos ayudan a seguir viendo con detalle el infinito.

El 15 de marzo participamos en el congreso Equis. Un congreso para repensar la educación en la era de la incertidumbre. Y, ¡para celebrar que somos NCA! A 15 de marzo, da el sol en la umbría y canta la golondrina, barrunta el refranero. Y así fue durante el congreso: el sol dio en la sombra y se escuchó el canto del pájaro.

El congreso comenzó y terminó con una declaración de intenciones: los niños y los jóvenes en el centro de la escena. Y una preciosa acogida, en forma de visualización, que nos recuerda ese bien tan preciado que somos: interioridad.

Un recorrido posterior nos ayudaba a analizar con detalle el mundo en el que vivimos: la importancia de ser, la inteligencia artificial, el nuevo orden mundial y la geopolítica, el medioambiente. Ponentes de peso que. de paso, alimentaron el interrogante: ¿está la escuela ayudando a sus moradores a entender el mundo en el que viven?

De nuevo se escuchó la voz del alumnado. Marta Borrell, con la vitalidad que dan los 18, nos hacía una nueva propuesta, recuerdo de la antigua promesa: ¡no dejéis de tocar los corazones! Con la voz de las familias hacíamos el aperitivo justo antes de comer.

Llegaron los postres. Una mesa redonda donde compartir cómo es el alumno que soñamos: con una intensa vida interior, autónomo y autorregulado, sabio y crítico de pensamiento, intensamente sensible a nivel social…

Y terminamos recordando la esencia de NCA. Es nuestro sueño de escuela: diseñar un ambiente que permita encender la luz que las personas llevamos dentro. Es nuestro deseo de escuela: que en este tiempo de incertidumbres el brillo de las personas sea nuestra certeza. ¡Pequeñas luces que se hicieron magia!

Estábamos acabando, reavivábamos en nosotros el sentido de ser educadores: acompañar, compartir, guiar, celebrar, hacer que brillen. Esta es la educación que soñamos, no solo la escuela. El colofón final: música y baile para volver a la realidad con ritmo. ¡Qué gozada!

¡Ya es primavera!

Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top