Este sitio sitio web hace uso de cookies.

Si continúas navegando entenderemos que estás de acuerdo con ellas y las aceptas. Si deseas más información o quieres cambiar tu configuración, haz clic en nuestra Política de Cookies Saber más

Acepto

 iconofacebook iconotwitter1 iconoyoutube iconovimeo

Inclusion ElkarbanatuzEl 2018 está siendo un año de cambios significativos para Elkarbanatuz. Iniciamos el mes de julio estrenando el AREA DE INCLUSIÓN, heredera de la Area de Intervención Residencial. Una nueva área y un nuevo equipo para liderar los nuevos servicios: el Servicio de Atención a la Vida Autónoma (SAVA) y el Servicio de Apoyo Psicológico (SOL).

Pero más allá de los cambios en dispositivos y herramientas, nuestro compromiso con las personas perdura, y esa es la razón por la cual continuamos apostando por el trabajo en red y las acciones de incidencia social y denuncia.

Por este motivo, el pasado 5 de julio integrantes del nuevo Servicio de Atención a la Vida Autónoma acudimos, junto con representantes de otras entidades, a la concentración convocada en Basauri por Beste-Bi, plataforma por la inclusión residencial y a favor de las personas sin hogar. El acto sirvió para visibilizar la muerte de Manu, persona sin hogar que acabó sus días en el mismo lugar donde dormía, y reclamar un modelo de sociedad en el que no tengan cabida estas situaciones. Fue un momento de encuentro, reflexión y denuncia compartida, con el que también se quiso alertar sobre el riesgo de encaminarnos a una sociedad cada vez más insensible e insolidaria, en la que afloren actitudes de odio y rechazo a las personas que se encuentran con mayores dificultades.

Precisamente a esto nos referimos cuando hablamos de la aporofobia, palabra de reciente acuñación: al miedo, la aversión y el rechazo a las personas en situación de exclusión, un fenómeno que está en el origen de las corrientes de xenofobia y racismo que se extienden por las sociedades de los países ricos. No se rechaza a las personas por su origen o por su condición de extranjeras, sino por ser pobres. Es más, el odio a las personas pobres se extiende también a las personas autóctonas. De hecho, algunos estudios indican que el 47 % de las personas que viven en la calle, ha sido víctimas de delitos de odio.
Seamos conscientes de que, hoy más que nunca, urge continuar trabajando por los derechos de las personas desde una perspectiva crítica y de transformación social, que ponga las necesidades de la persona en el centro y la considere sujeto activo y responsable de sus acciones.

Elkarbanatuz

Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top